lunes, 7 de diciembre de 2015

Trilogía The Paradise Diaries - Courtney Cole

#1. Dante's girl 
Desde que era pequeña he pasado cada verano desde que cumplí los diez años en Londres con mi padre. Cada verano, desde que tengo diez años, ha sido total y absolutamente aburrido.
Hasta este taño.
Después de que una erupción volcánica me alejara de casa, he aprendido lo siguiente: 
1. Puedo sobrevivir con la misma ropa puesta tres días antes de tener que ir a comprar más
2. Si escucho una vez más la frase "ya no estás en Kansas, Toto" me convertiré en asesina homicida
3. Soy extremada y vergonzosamente alérgica a las medusas
4. Estoy enamorada de Dante Giliberti, el hijo del Primer MInistro de un paraíso mediterráneo
5. Ver número 4, porque me causó un montón de problemas de los que he aprendido muchas cosas.
Empecemos por el hecho de que el mundo de Dante está a años luz del mío. Asiste a eventos de lujo y se tutea con el Primer ministro de Inglaterra. Yo nací en una granja en Kansas y llevo vaqueros raídos y botas de vaquero. ¿Ves la diferencia?
Pero el corazón no entiende esas diferencias. Desea lo que desea. Y el mío desea ser la chica de Dante.

#2. Mia's Heart
Mi nombre es Mia Giannis.
Tengo diecisiete años.
Vivo en Valese, Caberra.
Esto se ha convertido en mi mantra y mi salvación, después de haber perdido recientemente mi memoria debido a un escalofriante desastre natural.
Sí. Tengo amnesia. Arruinada, ¿cierto?
No sabes ni la mitad.
No recordar nada ha vuelto mi mundo al revés. Mis padres han intentado con todo que "recuerde" a mí o lo que era, pero no se siente bien. O bien, si lo que dicen es verdad y así realmente era yo, no sé si me gusta esa persona mucho.
Y luego está mi vida amorosa. Al parecer, Gavin Ariastasis es mi más antiguo y mejor amigo en el mundo. También, al parecer, nunca he tenido citas. Pero ahora, al notarlo se siente como la primera vez, él está haciendo que mi corazón haga volteretas. Él conoce por dentro y por fuera a la verdadera yo. Además, es sexy y encantador como el infierno. Suena perfecto, ¿verdad?
Pero entonces... ahí está el chico nuevo. Quinn McKeyen, alto, hermoso y deliciosamente estadounidense. Su sonrisa traviesa y su lento acento del Medio Oeste me gira al revés en papilla en dos segundos y me hace cuestionar lo que realmente soy y lo que quiero de verdad.
En serio. ¿Qué se supone que voy a hacer con todo eso? Me siento dividida entre ellos, pero apenas si sé quién soy, y mucho menos lo que quiero.
Sólo espero que mi corazón indeciso me dé una idea. Y más temprano que tarde... antes de perder lo poco de mi mente que me queda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario