miércoles, 15 de junio de 2016

Saga Juegos Insolentes - Emma Green

29390892Juegos insolentes #1
Definición de Tristan Quinn: sustantivo masculino que evoca la arrogancia y el sex appeal llevados al extremo. Sinónimos: ex hermanastro y simplemente ex, pero sobre todo, el rey de los idiotas.

29638654
Juegos insolentes #2
–Pareces un niño…
–¿Qué?
–¡Que pareces un niño! –repito más fuerte.
–Tú sabes mejor que nadie que soy todo menos un niño, Sawyer...
Sus ojos se han oscurecido, me observa por un último instante poniendo especial atención en mis labios, y luego desaparece.
29994213
Juegos insolentes #3
– Espero de todo corazón que mi padre tenga razón. Por Harry. Pero también por ti... No quisiera que te ilusiones tanto en vano, Tristan. Ya no quiero que te lastimes.
– Creo que me lastimo un poco menos cuando tú estás cerca, resopla su voz viril.
– No tienes derecho de decirme esas cosas..., sonrío entre sus cabellos.
– Entonces, deja de ser tan bella. De oler tan bien. Y de ser tan desconcertante, impredecible...
– Deja de abrazarme tan fuerte, murmuro sintiendo mi corazón acelerándose.
30114191
Juegos insolentes #4
– ¿Puedo decirte algo? –sonríe.
– No.
– ¿Por qué?
– Porque irás demasiado lejos. Estás eufórico, en shock, vas a decir algo de lo que te arrepentirás después.
– ¿Algo como...? resopla jugando con mis mechones rubios.
– Como palabras de amor, murmuro tímidamente.
– ¿Porque jamás te digo palabras de amor?
– Demasiadas palabras de amor, pues.
– No estoy seguro de que haya demasiadas palabras de amor para ti, Liv Sawyer...
30331594
Juegos insolentes #5
– Deja tu guitarra, Tristan.
–¿Qué hay de nuevo, Sawyer? –murmura con una voz desconfiada.
–¿Qué crees? –resoplo.
– Nunca me han gustado las adivinanzas...
– Nunca te ha gustado la sinceridad, tampoco.
–¿Es una pregunta?
– No.
***
A los 15 años, él era mi peor enemigo. A los 18, mi primer amor. A los 25, nos volvemos a encontrar, por la más triste coincidencia de la vida... Sólo que se ha convertido en todo lo que más odio. Ahora debo vivir con él nuevamente. Los dramas nos persiguen, y ninguno de los dos ha logrado seguir adelante.
Liv Sawyer y Tristan Quinn se destrozan tanto como se atraen, ¡y llevan diez años así! ¿Pero acaso un niño desaparecido y dos familias rotas podrán permitirle a dos almas gemelas amarse? No hay nada menos seguro...
▼▼▼▼▼

*Falta el libro #6.

No hay comentarios:

Publicar un comentario