sábado, 25 de junio de 2016

Trilogía Lockhart - Julia London

160417#1. El highlander apasionado
Después de diez años de servicio en la Armada, Liam Lockhart abandona el Regimiento de las Highlands y vuelve con su familia, en Aberfoyle. Pero las tierras de los alrededores de Loch Chon no están siendo demasiado productivas y solo la leyenda de una antigua estatuilla de oro incrustada de rubíes permite que los Lockhart tengan alguna esperanza.
Desde hace siglos, las ramas inglesa y escocesa de la familia se pelean por esa valiosa estatuilla, que en este momento posee la parte inglesa. Reunida alrededor de un frugal almuerzo de gachas de avena, que es en lo que habitualmente consiste su comida, la familia traza un plan: bastaría con ir a Londres y robar la figurilla.
Liam es el encargado de llevar a cabo la misión.
Naturalmente no puede imaginar que va a pasar de ser el cazador a ser la presa. La bella Ellen Farnsworth provoca en el inocente Highlander un tempestuoso deseo.
Luego, después de haberle robado el corazón, le hace sufrir la más humillante de las traiciones.

788369#2. El highlander disfrazado
Abrumada por las dificultades financieras, la familia Lockhart encomienda a Griffin, el menor de los hermanos, la tarea de recuperar un talismán familiar, en concreto un valioso dragón de oro y rubíes que les robaron sus parientes ingleses. Liam, el mayor, fracasó cuando le encomendaron a él el trabajo, y solo puede propocionar una vaga información: supuestamente una tal lady Batrenkirk compró la joya para regalarsela a una amiga suya llamada Amelia.
Grif viaja hasta Londres fingiendo ser otra persona y empieza a asistir a bailes y cenas para descubrir a lady Battenkirk o a su amiga Amelia, pero ninguna de las Amelias que le presentan es la correcta.
Anna Addison descubre muy rápidamente que Grif no es quien dice ser, lo cual hace que ante ella se abran muy interesantes perspectivas.
Para empezar podría ser el modo de conquistar por fin a Drake Lockhart, el amor de su vida...

788369
#3. El highlander enamorado
La búsqueda de una antigua reliquia familiar emprendida por los hermanos Lockhart ha resultado infructuosa... y su préstamo sin saldar los ha dejado en deuda con su rival, Payton Douglas.
Sin otro recurso al que acudir, los Lockhart ofrecen a Payton su bien más valioso: la mano de su hermana Mared.
Criada en el desprecio más absoluto del apellido Douglas, Mared acepta de puertas afuera el acuerdo matrimonial por el bien de su familia, pero en secreto empieza a urdir un plan para asegurarse de que Payton no quiera casarse con ella, aunque la visión del apuesto y viril terrateniente hará temblar los cimientos de la enemistad secular entre ambas familias y despertará en ella los deseos más primarios.
▼▼▼▼▼

No hay comentarios:

Publicar un comentario